“La hora de la Naturaleza”

0
335

“La hora de la Naturaleza”: Día Mundial del Medio Ambiente (05 de Junio 2020)

“La variedad de alimentos que comemos, el aire que respiramos, el agua que bebemos y el clima que hace posible nuestra vida en el planeta, no existirían sin los servicios de la naturaleza. Hoy, vivimos un momento excepcional en el que la naturaleza nos envía un mensaje. Para cuidar de nosotros mismos, primero debemos cuidar de ella. Llegó la hora de reaccionar. De darnos cuenta. De levantar nuestras voces. Llegó la hora de reconstruir mejor, por las personas y el planeta. Este Día Mundial del Medio Ambiente, llegó la Hora de la Naturaleza. (Presentación en el sitio web del Día Mundial del Medio Ambiente)

Con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio, continuamos el camino hacia la toma de conciencia responsable de nuestra vocación cristiana para convertirnos en custodios. Desde el comienzo de su pontificado, el Papa Francisco había puesto en evidencia esta vocación: “Protejamos a Cristo en nuestra vida, para proteger a los demás, para proteger la creación”.

El Día Mundial del Medio Ambiente es una conmemoración anual instituida por la Organización de las Naciones Unidas para recordarnos los derechos y responsabilidades que toda la humanidad tiene en relación con el medio ambiente. El tema de este año es “La Hora de la Naturaleza”.
Acabamos de celebrar la Semana Laudato Si’ y a través de diversos medios nos hemos dejado interpelar por el llamado a crecer juntos, en la contemplación y en la alabanza de nuestra Casa común, en la solidaridad creativa y valiente, en el compromiso de escuchar con empatía el clamor de la tierra y el clamor de los pobres.

Con la experiencia de la pandemia, reconocemos más que nunca que todo está interconectado. Estamos conectados: a Dios, el uno al otro, a nosotros mismos y a toda la creación. Cuando una de estas relaciones se rompe, falta algo y surgen las consecuencias. Lo vemos en los efectos de la destrucción del medio ambiente: calentamiento global, desertificación, guerra (ghera), pobreza, hambre, violación de los derechos humanos. Por otra parte, el bien que hacemos tendrá un efecto en cadena, y lo estamos constatando en todas las iniciativas de diversos tipos implementadas para afrontar la situación de la pandemia.

“He venido para que todos tengan vida y la tengan en abundancia”, así presenta Jesús su misión. Es una buena noticia. Es una respuesta a la pregunta existencial sobre el sentido de la vida. La vida tiene sentido porque es un don recibido y es, también, un don para compartir. Es personal, pero también va más allá de mi persona. Todos somos parte de una historia, y juntos continuamos esta historia. Aquí está la raíz de nuestra responsabilidad hacia la creación. ¡Amar a Dios y amar al prójimo significa también cuidar la humanidad y toda la creación, sintiéndonos responsables del futuro de las generaciones más jóvenes!

Muchos/as de nosotros/as hemos aceptado la llamada del Papa Francisco en la Laudato Si’ a comprometernos a responder a través de tres gestos concretos: orar por y con la creación, vivir con sencillez, promover el cuidado de nuestra casa común. En esta celebración del Día Mundial del Medio Ambiente y durante todo el mes de junio, les invitamos a “dar tiempo a la naturaleza” a través de la oración, la contemplación, el cuidado, un ritmo de vida más tranquilo, un estilo de vida más sobrio.

A través de estos pasos tomamos conciencia y nos situamos en un camino de conversión para asumir un estilo de vida inspirado en el Evangelio. Esto es lo que nos gustaría comunicar a todos los miembros de las Comunidades educativas, porque juntos estamos construyendo un movimiento de transformación desde abajo, que vive el cuidado de cada persona y de cada vida creada, que se compromete a restablecer la justicia, la paz y la solidaridad, para disfrutar de la belleza de la interconexión y de la interdependencia en la tierra y en la creación.

Para que nuestro camino sea más visible y para ponernos en comunión con todas las Comunidades educativas del mundo, les invitamos a tomar fotos de cómo Uds., personalmente, como familias, como grupos, han dado tiempo a la naturaleza, y a compartirlas luego en las redes sociales a través de este hashtag: #PorlaNaturaleza.

Enlace al vídeo: https://youtu.be/hHGn1DEMX24

Elaborado por, el Ámbito de Pastoral Juvenil del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora.

 

Deja un comentario